Querido Papá


Querido Papá:

Espero que estés orgulloso de mí: acabo de comprar una casa. Me la ha vendido la guarra de Berenice. Qué zorra es eh, la casa está hecha un asco. Obvió que los baños necesitan  tuberías nuevas y que el dormitorio no tiene ventanas. No se puede uno fiar de las ex novias, eso seguro. Claro que, por lo que he pagado… Necesitaba el dinero y no voy a ser tan tonto de darle un euro más de lo que pide.

Fíjate papá, ahora soy propietario de una casa señorial en todo el centro. De las que salen en las revistas que leía mamá. Bere la heredó de sus abuelos o algo así cuando salimos juntos. Qué buena era en la cama la muy zorra, pero nunca se le ha dado bien en dinero. Ni cerrar las piernas. No me lo ha dicho, pero creo que está preñada, querrá el dinero para asesinar al bebé o para comprar una casa o algo. Espero que, por lo menos, tenga que irse a Londres para hacerlo y se quede en la ruina.

Menos mal que me la quité de encima. Mamá y tú siempre lo decíais, que no tengo ningún gusto para las mujeres. Pero oye que no es culpa mía, son todas unas putas. Mila es una señorita, ella no, pero no todas son como mi hermana. Ella sabe cuál es el sitio de una mujer, joder. Helena, una con la que salí que lo escribía con hache, ya hay que ser gilipollas, me dijo que ella no iba a tolerar a niñatos y me echó una bronca en su casa. Nunca más la vi. No la chupaba tan bien como para que quitase la mesa.

Además, en ese momento estaba ya liado con Alicia. Joder qué buena estaba cuando la conocí. Luego engordó, se le puso un culo que al principio me gustaba pero luego era asquerosa. Le tuve que decir que la dejaba por gorda, lo hice por ella. Igual así adelgazaba y encontraba otro novio.

Es que, papá, no entiendo a las mujeres de hoy en día. ¿Por qué no pueden ser como a nosotros nos gustan? Pero si es que es mejor para todos. O dime tú si no con la de divorcios que hay. Antes esto no pasaba eh, es cosa de las chicas de hoy en día que son todas muy putas.

A veces vas por la calle y dan ganas de meterle un guantazo a más de una. El otro día una cría de, no sé, ¿quince años? Iba con el novio, él le hablaba pero ella estaba al teléfono y va y le dice:

– Espera un momento, es mi madre.

Vamos, esa conmigo se caga. Hablarle así, habrase visto, qué falta de respeto. Y si cuando son crías se atreven vamos, adónde vamos a llegar. Ahora que el novio también tiene tela. Están todos amariconados hoy en día. A mí me habla así mi novia y vamos, le cruzo la cara. Prefiero estar soltero y no llevarme esos disgustos.

Y no por falta de oportunidades eh. Estoy hecho un pincel y, aunque está feo que yo lo diga, los años parece que no pasan por mí. Tengo la misma pinta que con veinte años. Bueno, ahora ya las gafas no puedo dejarlas en casa, pero vamos que quitando eso, y se notan muy poco. La óptica dice que me sientan muy bien a la cara.

No te he dicho nada todavía pero porque dejaba lo mejor para el final pero… He entrado en la orquesta. Después de años y años va a servir de algo todas las lecciones. Puedo dejar de dar clase en la Universidad a palurdos y enseñar mi arte. Por fin se me reconoce todo el esfuerzo. Me gustaría decir que he tenido suerte, pero ha sido todo esfuerzo mío, me lo he ganado. Espero que estés orgulloso de mí, papá.

Echo mucho de menos a mamá, pero bueno por lo menos está en el cielo con los angelitos.

 

P.D. Adjunto una foto del concierto del otro día, espero que te guste.

Saludos, José Carlos

javier_camara

 

Reto Ray Bradbury Semana II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s