En todos los refugios hay un Tiger

En todos los refugios había un perro como él. Era grande y fuerte. Con un cuello en el que se habría tragado sus penas de haber sabido llorar. Con las orejas llenas de cicatrices, en el mejor de los casos. “¿Y en el peor?” habría preguntado Luis. “Bueno, en el peor de los casos”, habría…