Meningitis Española

Para cuando la enfermedad había llegado a la ciudad ya contábamos por miles a los cadáveres. En las calles de la capital era fácil verlos apilados en montones de diez o quince hombres en cada esquina. Barcelona había sucumbido al virus mucho antes que Marruecos o Londres. Hay quien dice que es por lo que…