Alma

Aún hoy en día los ojos de Alma me parecen los más bonitos que he visto nunca; sus pestañas negras y espesas, esa pupila del negro más intenso del mundo, y cómo olvidar ese color turquesa tan hermoso. Todo eso unido a su pequeña barbillita respingona, su boquita de color rosa, sus mejillas sonrosadas, su…