Bruno cruzó la carretera sin mirar

Bruno cruzó la carretera sin mirar. No es un chiste, no era un tomate ni una gallina ni nada que pudiera causar risa. Al fin y al cabo, aquel hombre se había pasado doce años y ciento treinta y nueve días en la cárcel. Acababa de escapar de allí y sabía que podrían encontrarlo en…