Regala Palabras

Todo el mundo puede comprar un bote de perfume con glamour, unos guantes agradables o una corbata que diga ‘Sí,soy el que manda’. Son  elegantes y gustan, pero no son especiales, siento ser yo quien os lo diga. Hay una cosa, en cambio, que sí que es especial, lo hace diferentes a dos personas y provoca…