La verdad que se esconde tras las páginas de los libros

Sonríe y desencanta los molinos. “Ahora que ha muerto, ya pueden ser lo que siempre han sido”. Y El Frestón desencanta los terribles gigantes, que se tragan los campos de Castilla, mientras todos lloran por la muerte del cuerdo más loco de toda la Mancha.